DISCAPACIDAD INTELECTUAL

“Transformamos vidas”

Estimados Amigos Todos:

La Casita de San Ángel IAP, se encuentra en una nueva etapa, donde gracias al apoyo de cada una de las personas e instituciones, que han colaborado con nosotros en estos 30 años de servicio ininterrumpidos es que hemos podido llegar a donde estamos.

Nuestra labor sigue siendo la de ayudar a dignificar a las personas que tienen discapacidad intelectual y/o daño neurológico, que nacieron con esta condición o que por azares del destino en su vida la adquirieron.

Nosotros estamos convencidos en ser una opción que les permita incluirse en un trabajo digno, con prestaciones de ley y de esta manera convertirse en personas económicamente activas, respetadas y reevaluadas no solo por sus familias, sino por la sociedad en general.

Para ello contamos con la guía de un Patronato activo, de un equipo de trabajo comprometido, de las familias de nuestros beneficiarios que apoyan los proyectos que realizamos, pero sobre todo del entusiasmo, dedicación y esfuerzo de cada uno de los hombres y mujeres con discapacidad y/o daño neurológico que son usuarios de nuestros servicios.

También queremos reconocer y agradecer el apoyo de la Junta de Asistencia Privada de la Ciudad de México, órgano regulador de nuestro quehacer, a nuestros donantes, clientes, patrocinadores a las Universidades y escuelas que colaboran con nosotros, a los prestadores de servicio social que gracias a su esfuerzo y dedicación es que podemos realizar nuevos proyectos, a nuestros voluntarios y a todas aquellas personas que han sumado su esfuerzo para que nosotros crezcamos cada día más, con sugerencias, recomendaciones y apoyos.

Solo me resta despedirme de ustedes, decirles que La Casita de San Ángel IAP, institución que me enorgullece dirigir y que actualmente se encuentra bajo mi cargo, seguirá siendo la institución confiable y transparente, seguirá cumpliendo sueños y agradeciendo los logros que se cosechen, pues en ellos hay mucho trabajo y dedicación.

Sin más por el momento reciban un cordial saludo, agradeciéndoles como siempre su invaluable apoyo.

Atentamente,

Angélica Haro de Alba
Directora General.